Seleccionar página

Para aliviar el estrés

Al finalizar el día pensamos en qué podemos hacer para aliviar el estrés que nos causa esa rutina diaria, que se repite día tras día. Nos imaginamos… Tumbados en la camilla de una sala con luz ténue, unas velas, un olor agradable, dándonos un masaje relajante. ¿A que apetece?

Muchos de nosotros andamos de aquí para allá, siempre con prisas y corriendo en nuestra rutina diaria. Nos levantamos, nos aseamos para ir al trabajo, llevar a los niños al cole, hacer la comida, salimos del trabajo, vuelta a casa para duchar a los niños, hacer la cena… Y así repetimos al día siguiente también!

Como consecuencia, al final de la semana nos damos cuenta del cansancio acumulado, del estrés, y notamos que nos duele la espalda, que las piernas nos piden tregua, que nos arden los pies… Por lo tanto, el cuerpo nos va dando señales para que no lo sobrecarguemos demasiado y nos acabe dando un tirón de espalda, el cuello sufra alguna contractura y podamos seguir sin problemas nuestro día a día. Lo ideal (y sé que todos lo pensamos), es darse un buen masaje que nos ayude a aliviar ese estrés, que nos descargue las tensiones acumuladas y que nos de ese empujoncito para seguir nuestro ritmo diario.

RAZONES PARA RECIBIR UN MASAJE RELAJANTE

Además, te voy a dar unas cuantas razones de peso por las que deberías de darte el placer de darte un masaje relajante, al menos 1 vez al mes.

  • Mejora la circulación sanguínea
  • Reduce considerablemente el estrés
  • Alivia tensiones
  • Alivia sobrecarga muscular
  • Descongestiona nuestras piernas
  • Nos hace sentirnos mejor
  • TE LO MERECES

En SENSES, cuidamos hasta el último detalle para hacerte sentir bien, nos encargamos de que desconectes por unos minutos y te olvides de todo lo que te preocupa. Porque relajarse es posible… Disfruta de tu momento!

 

Utilizamos cookies, para evaluar la actividad de la Web y mejorar nuestro servicio. Para obtener más información o cambiar su configuración, Pulse Aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat