CONOCE TU PIEL

¿Cómo sabemos según nuestras características lo que le hace falta a nuestra piel? Lo ideal es dejarnos aconsejar por nuestra especialista, nuestra esteticista; que es la persona en la que depositamos nuestra confianza. Ella nos guiará y nos aconsejará sobre cómo actuar, sobretodo en casos más complicados. Es importante cuidar tu piel por dentro y por fuera, si la cuidas desde edades tempranas, envejecerás mejor y tu piel te lo agradecerá (recuerda que para bien o para mal, tu piel tiene memoria).

¿Cómo debemos ponernos una crema, o cómo y cuándo utilizar un producto específico? Dado las circunstancias de cada una de nosotras, debemos conocer un poquito nuestra piel. Fijarnos en los siguientes aspectos: si es sensible (siempre hay que decirlo al comprar cualquier crema o exfoliante para no agredirla demasiado o tener efectos indeseados), si tenemos brillos y en qué zona, si tenemos sensación de tirantez, si al ponernos crema la piel se la bebe de inmediato… Debemos conocer cómo reacciona ante todo tipo de cosméticos: limpiadores, exfoliantes, cremas…

CONSEJOS PARA CUIDAR TU PIEL

  • Ante todo, una buena LIMPIEZA diaria (limpiador + tónico mañana y noche)
  • EXFOLIAR tu piel es súper importante (al menos 1-2 veces por semana, dependiendo del peeling utilizado)
  • HIDRATAR tu piel según sus características (si la tienes más o menos seca…)
  • ALIMENTARLA (ahí entran los principios activos de las cremas), según tus necesidades: si te preocupa la flacidez, las arrugas, las manchas…
  • Utilizar productos adecuados a nuestra piel (que se adecuen a los cambios estacionales)
  • Beber agua también hidrata nuestra piel desde dentro
  • Llevar una alimentación variada y equilibrada (nos hace estar mejor por dentro y por fuera)

ASPECTOS GENERALES A TENER EN CUENTA SEGÚN TU EDAD

  • De 20-30: una piel joven necesita una hidratación constante y una buena limpieza. Se recomienda utilizar desde ya protección solar. A partir de los 25 ya tenemos que prevenir el envejecimiento.
  • De 30-40: a partir de ahora la regeneración de la piel empieza a ralentizarse, y la piel comienza a perder colágeno y elastina. Tienes que introducir en tu dieta antioxidantes, que fortalecerán las células y tu sistema inmunitario; nos maquillemos o no hay que limpiar la piel a diario, tonificarla e hidratarla con cremas más específicas para estas edades.
  • Más de 50: a partir de aquí, los cuidados de tu piel y de tu cuerpo en general, van a depender de tu sistema hormonal, con los cambios producidos por la menopausia. Tienes que cuidar mucho la alimentación, caminar al menos media hora al día o realizar algo de ejercicio, y aumentar el tiempo que dedicas a cuidar tu piel. Los cambios que se producen en esta etapa se resumen en: piel más fina, más sensible, más deshidratada, existe una menor síntesis de colágeno, se acelera la pérdida de elastina (lo que provoca flacidez), tono irregular de la piel, manchas más oscuras… En definitiva, hay que estar atentas a cualquier cambio para poder tratarlo a tiempo y, siempre, prevenir. Utilizar pantalla solar total.

En Senses te queremos ayudar a cuidarte. Te realizamos el diagnóstico gratuito y sin compromiso. Pide tu cita en el 96 204 10 92.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador, en nuestra POLITICA DE COOKIES.

ACEPTAR
Aviso de cookies