Seleccionar página

Los hilos tensores o «hilos mágicos» rejuvenecen el rostro de forma inmediata, rápida, sencilla y sin apenas dolor.

Rejuvenecer desde dentro

La flacidez facial es uno de los problemas que más preocupa a hombres y mujeres, que buscan conseguir un rostro bien definido y ‘difuminar’, en la medida de lo posible, los signos del paso del tiempo.

En Senses utilizamos esta nueva técnica, que ha sido bautizada como el nuevo «lifting» no quirúrgico.

El primer paso es el dibujo en las zonas a tratar, creando un mapa de puntos que servirá de ayuda para la posterior colocación de los hilos. Los hilos se introducen mediante una aguja-caléndula muy fina a nivel del tejido subcutáneo.

Son hilos muy finos fabricados de un material reabsorbible y biocompatible llamado Polidioxano. Cuentan con pequeñas espículas, que les permiten fijarse al tejido sin necesidad de tener que realizar anclajes y suturas para fijarlos.

No requieren anestesia y el paciente puede hacer vida normal sin problemas.

Los resultados son inmediatos (aunque los definitivos son apreciables 20 días después) en rostro o cuerpo (dependiendo de la zona tratada).

En la cara notaremos cómo los pómulos se han elevado y cómo han mejorado las patas de gallo.

En el cuerpo, se reafirma la cara interna de brazos, muslos, glúteos y abdomen.

Medicina Estética

Se requiere diagnóstico médico

Grado de dolor

Practicamente indoloro

Tiempo de recuperación

No necesita tiempo de recuperación

Duración del tratamiento

La reabsorción de los hilos es de 6 meses y la duración óptima de resultados es de 12 a 18 meses. 

Duración de la sesión

30 minutos

Sensación

Ligeros pinchazos

Resultados

Los resultados son inmediatos aunque los definitivos son apreciables 20 días después

Los hilos tensores consiguen devolver firmeza al óvalo facial y tensar la piel del cuello con un procedimiento muy sencillo y seguro. 

El tratamiento consiste en tejer un entramado de hilos cruzados que sujeten el tejido.

Una vez introducidos, tensa la zona tratada y estimulan el colágeno, reactivando además su producción.

Habitualmente para personas a partir de 35 años que quieren prevenir, reparar y/o mejorar la flacidez.

Las principales indicaciones son: elevación de las mejillas, recuperación del óvalo facial, mejora de surcos nasogenianos, líneas de marioneta, arrugas del contorno de ojos y código de barras, elevación de cejas, mejora del doble mentón y reafirmación del cuello. También es utilizado en brazos y muslos, rodillas, glúteos, mamas e incluso abdomen. 

Se pueden combinar con otros tratamientos, como radiofrecuencia Indiba®, toxina botulínica, rellenos, mesoterapia con vitaminas, plasma rico en factores de crecimiento y por supuesto, cuidados cosméticos.

Se puede tomar el sol pero siempre utilizando protección solar.

Se puede trabajar y llevar una vida normal nada más terminar la sesión.

No se debe masajear la zona tratada. 

Nuestros profesionales te indicarán el tratamiento más adecuado para que consigas los resultados esperados.

 

CALIDAD A TU

ALCANCE

LA MEJOR CALIDAD PRECIO

RESULTADOS DESDE LA

PRIMERA SESIÓN

EN TRATAMIENTOS MÉDICOS Y ESTÉTICOS

PERSONAL ALTAMENTE

CUALIFICADO

LOS MEJORES PROFESIONALES

FINANCIACIÓN

TRATAMIENTOS

SOLO CON TU DNI

Utilizamos cookies, para evaluar la actividad de la Web y mejorar nuestro servicio. Para obtener más información o cambiar su configuración, Pulse Aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat